Emotivo homenaje a Jaime Sancho, Profesor Emérito de la Facultad

La Facultad de Teología San Vicente Ferrer de Valencia acogió el homenaje al Profesor Emérito de la Facultad, D. Jaime Sancho Andreu, en un acto cargado de emotividad y de cariño hacia el Catedrático. La cita fue presidida por el Emmo. y Rvdmo. Sr. Don Antonio Cañizares Llovera, Cardenal Arzobispo de Valencia y congregó a numerosas autoridades eclesiásticas, personalidades, profesores y amigos del Profesor.

 

Durante la celebración del acto se presentó el libro homenaje a Don Jaime,  Laus mea Dominus, con artículos de una veintena de autores diferentes bajo la coordinación de Miguel Navarro, Vice-decano de la Facultad, y de Vicente Edgar Esteve, profesor de la misma.

 

Inició el acto Vicente Botella, Decano de la Facultad de Teología, alabando la figura del profesor Sancho del que dijo que era "entregado, trabajador, humilde y siempre dispuesto" y dándole las gracias por todos los años de dedicación a la Facultad de Teología San Vicente Ferrer.

 

A continuación, tomó la palabra Vicente Edgar Esteve, profesor de la misma y coordinador del libro-homenaje. Edgar Esteve señaló que el planteamiento del libro fue partir de las múltiples inquietudes del profesor Sancho, tanto en la docencia como en la liturgia; cabe recordar que Jaime Sancho ha sido Profesor de Liturgia y Teología durante muchos años y esa ha sido su preocupación principal en este ámbito: "conducir a los fieles a una celebración más viva del misterio de Cristo", según señaló Vicente Edgar Esteve, quien también indicó la vertiente relativa a las tesis y tesinas doctorales, "donde el Profesor Sancho se ha dejado una parte de sí mismo".

 

Intervino el Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Julián López Martín, Obispo de León, que ha prologado Laus mea Dominus. Su intervención otorgó gran calidez al acto puesto que contó numerosas anécdotas relacionadas con el profesor Sancho puesto que comparten amistad desde sus años de estudiantes en Roma en la década de los setenta del siglo pasado. También quiso destacar todo aquello que ambos han compartido desde entonces: "ilusiones, conversaciones, ideas, trabajos, artículos…" Por ello, el Obispo de León señaló encontrarse "feliz, contento de este homenaje entrañable a un amigo al que me unen vínculos muy profundos". En ese momento el acto contó con el momento más emotivo al querer recordar el Obispo de León a la madre del profesor Sancho, que se emocionó por la calidez del momento.

 

Llegado el momento de su intervención, don Jaime Sancho quiso agradecer las bellas y emotivas palabras que hasta ese momento se le habían dedicado así como la presencia de todos los asistentes.

 


Señaló lo "satisfechísimo que estoy del libro homenaje", puesto que su título Laus Mea Dominus, significa Mi alabanza es el Señor, que es un lema que le acompaña y le define desde mucho tiempo atrás. También destacó su labor como docente y su labor como investigador y propagador de la liturgia, "yo, que soy un desastre como maestro de ceremonias" afirmó, provocando el aplauso y el regocijo de los asistentes.

 

En ese momento intervino el cardenal arzobispo Antonio Cañizares Llovera quien quiso destacar la faceta más humana y entrañable de don Jaime Sancho así como su "contribución a que se celebre la liturgia en Valencia como se celebra, no sólo en La Catedral, sino en todas las diócesis". Finalizó su intervención reiterando su agradecimiento por su labor durante más de cuarenta años y porque "muchos sacerdotes se han beneficiado de tu magisterio y tu enseñanza".

 

El acto culminó con un ágape donde todos los asistentes pudieron saludar y conversar con el Profesor Jaime Sancho. 

 

 

 

 



Compartir en redes sociales:   

Galería de imágenes:
  Aviso legal   |   Diseño web: aitana.com    Compartir en redes sociales:   Compartir en Facebook